La contaminación reduce la inteligencia



A mayor nivel de polución atmosférica se produjeron peores resultados en pruebas de aritmética y de lenguaje


PEKÍN, China. Los ciudadanos que viven en zonas con elevados índices de contaminación pueden ver reducido su discernimiento intelectual a un nivel equivalente al de haber recibido un año menos de educación, según un estudio elaborado en China y publicado en la prensa especializada. Los niveles cognitivos afectaron especialmente a las pruebas de lenguaje frente a las matemáticas, a los hombres frente a las mujeres, y el grupo de edad más perjudicado fueron los mayores de 64 años, según sus conclusiones. Dicho estudio, a cargo de los expertos Zhang Xiaobo, Zhang Xin y Chen Xi, añade efectos cognitivos a los ya conocidos problemas físicos que puede causar la polución atmosférica. La investigación, publicada en el último número de la revista estadounidense Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, se realizó sobre una muestra de 20 mil personas de China, entre los años 2010 y 2014. Comparando tests de lenguaje y aritméticos de estas personas con índices de dióxido de nitrógeno y de azufre (importantes componentes de la polución atmosférica) en las localidades donde vivían, los expertos dedujeron que a mayor nivel de contaminación se producen peores resultados. Para el grupo de los mayores de 64 años, la pérdida intelectual "equivaldría a varios años menos de educación", señaló Chen Xi, profesor en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la contaminación causa directamente unas siete millones de muertes anuales en todo el mundo, aunque hasta ahora se han investigado sobre todo los efectos físicos de esta polución, por encima de los mentales. Algunas ciudades chinas, entre ellas Pekín, se sitúan entre las más contaminadas del mundo, aunque en el último lustro el gobierno de este país ha declarado una "guerra a la polución" que ha conseguido que desciendan algo los índices de partículas contaminantes en el aire y los días de alerta. Sin embargo, si bien el estudio se realizó en China, sus resultados son importantes para todo el mundo, ya que más del 95% de la población mundial respira aire sucio y las poblaciones más pobres son las que resienten más el problema, con un rápido aumento de la brecha entre los países más y menos contaminados, indica un estudio de la polución atmosférica mundial. En México, la población respira un índice de contaminantes mucho más elevado del permisible, según Greenpeace, y cada año mueren 17 mil 700 personas a causa de la contaminación del aire, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).