Juventud morelense, sin oportunidades de empleo



Las condiciones que se exigen para la contratación de los egresados a veces resultan irracionales


Jóvenes del estado de Morelos aclaran que cada vez son más las dificultades a las que se enfrentan al momento de buscar empleo, agregan que algunas veces hasta es irracional la actitud de los empleadores, pues piden años de experiencia cuando nadie les brinda la oportunidad de generarla; otra gran razón por la que muchos jóvenes egresados no cuenten con trabajo es el tema de los bajos sueldos, ya que una persona que invirtió veintidós años de su vida en su formación académica le quieren pagar tres mil pesos mensuales. Angélica Cuevas, egresada de la Ingeniería Industrial, platicó que en su búsqueda de trabajo el bajo sueldo fue uno de sus problemas, pues no le alcanza ni para su transporte público. Tal situación le generó frustración, pues comentó que no puede, después de tantos años y tanto esfuerzo, ganar ni para que puedan subsistir sola. Lair Ignacio Hernández Franco, egresado de la carrera de Gastronomía, mencionó que terminó su carrera hace dos años y aún no ha podido colocarse en una empresa y una de las razones fue el no vivir cercar de los lugares en donde buscó trabajo; refirió que para él es imposible vivir solo, ya que tampoco ofrecían un sueldo para poder cubrir todos sus gastos. De las tantas razones por las que los entrevistado no encuentra trabajo, una de las que nos hablaron los jóvenes fue la edad, ya que al ser recién egresados no les brinden la confianza para algunos puestos y varios concuerdan en que el sistema de entrevistas también les impide saber qué es lo que realmente busca una empresa, pues al postularse les impide “vender” sus mejores atributos o con el clásico “nosotros te llamamos”, por lo que no hay una retroalimentación que ayude a los jóvenes a saber lo que realmente busca la empresa. Ismael Gutiérrez Contreras, egresado de la carrera de Administración de Empresas de la CIES, contó que su falta de empleo es debido a la poca oportunidad laboral con la que se ha encontrado, además de la poca flexibilidad que las empresas brindan a los jóvenes. Mencionó que es muy cierto que de los errores se aprende, pero si no conoces tus errores cómo puedes corregirlos.